20 may. 2012

La maldición del ‘bullying’ en ‘Crepúsculo’ y otros famosos que sufrieron abusos

aaoXQisc

Son ovacionados a su paso. Se han convertido en grandes estrellas. Tienen unas cuentas corrientes de escándalo. Pero su infancia no fue fácil acosados por un grave problema infantil del que hoy oímos hablar, desgraciadamente, más a menudo: el ‘bullying’
Hoy en día son una especie de héroes juveniles que hacen que las muchachas se desmayen a su paso, pero no siempre fueron agasajados con la amabilidad de las masas. Los tres protagonistas de la saga ‘Crepúsculo’ tienen algo más en común que el haber compartido reparto en la exitosa serie cinematográfica: los tres sufrieron ‘bulling’ de pequeños.

Robert Pattinson tenía muy claro lo que quería ser desde muy pequeñito: actor. Esta fue la única y mejor excusa que encontraron sus vecinos de pupitre para burlarse de él e incluso darle alguna que otra colleja.

El propio Pattinson lo explicaba así en una entrevista concedida hace un par de años: “Me dieron una paliza entre un montón de gente cuando era más joven. Yo estaba un poco ‘subidito’, pero siempre pensé que los ataques fueron provocados. Cuando comencé a actuar me gustaba comportarme como un actor, o cómo yo suponía que era un actor, y al parecer eso incitó a la gente a golpearme y me volví impopular”.

aai65cF5

Tampoco corrió mejor suerte su amigo el lobo, Taylor Lautner. Insultos y burlas contra él, pero nunca contra el aspecto físico de este actor que sigue cultivando su cuerpo. Este trauma lo reveló en las páginas de la revista ‘Rolling Stone’ de diciembre de 2009.


aamAu2oO

Y la tercera en discordia, Kristen Stewart tampoco tuvo una infancia feliz. Todo comenzó con un pequeño papel en ‘La seguridad de los objetos’. A partir de ahí comenzaron a reírse de ella, incluso gente con la que nunca había tenido trato, y a los 13 años sus padres la sacaron del colegio.
Stewart confiesa: “La verdad es que me alivió dejar el colegio, porque suspendía muchas asignaturas y no podía ir siempre a clase. Además, no me llevaba bien con casi nadie”.
Pero no solo ellos fueron víctima de la crueldad infantil. La nariz prominente y el sobrepeso -esto también fue un calvario para Kate Winslet- fueron las excusas de los compañeros de clase de Lady Gaga para machacarla psicológicamente. Quizás por eso la extravangante artista creó Born This Way Foundation para luchar contra el ‘bullying’, sobre todo con una nueva forma de ejercerlo: en las redes sociales.
En la presentación de la iniciativa Gaga aseguró que “Es difícil sentir amor cuando la crueldad toma la vida de alguien (…) el ‘bullying’ debe ser ilegal. Es un crimen de odio. Me reuniré con nuestro presidente. No voy a dejar de luchar. Esto tiene que terminar”.
Entre las ‘chicas Disney’ también hay unas cuantas que lo pasaron mal durante su etapa escolar. Miley Cyrus ha sido una de las últimas en confesarlo. Lo hizo en su autobiografía presentada el pasado mes de diciembre.
En sus páginas Cyrus relata con frialdad: “Las chicas iban más allá de la intimidación. Ellas eran grandes y duras, mientras que yo era pequeña y enclenque. Eran capaces de hacerme daño físicamente”.
Selena Gomez fue otra de esas niñas a las que su carrera precoz le pasó factura. Hacía octavo curso cuando apareció en ‘Barney’. A partir de ahí su vida fue un calvario. Tanto que acabó de recibir educación en su casa.
La tercera muchacha salida de la factoría Disney que fue acosada de pequeña es Demi Lovato. Las burlas de las que fue diana durante sus estudios secundarios son un lastre que no ha podido superar a día de hoy. Su círculo cercano asegura que sufre problemas psicológicos como consecuencia de aquel cruel castigo.
“Solo tenía un amigo y sufría burlas por tener el pelo rizado”. Con esas palabras destapaba Vanessa Hudgens que su infancia no fue demasiado buena. Su relato desgarrador continuaba: “Una niña solía siempre agarrarme del pelo, decirme ‘pelo abro’ y tirarme al suelo. Fue muy abusivo ahora que lo pienso”.
Justin Bieber y Tom Cruise tampoco se libraron. Este último cambió 14 veces de colegio debido al trabajo de su padre. La dislexia fue su gran carga, lo que permitió a los compañeros de todos esos centros escolares reírse sin piedad de él.
El aspecto moderno e innovador en el ‘look’ de Sandra Bullock, que acompañaba a su madre, cantante de ópera, por sus giras europeas fue la excusa de los infantes para reírse de ella continuamente. Y la piel más clara que la de sus compañeros era lo que provocaba los insultos hacia Rihanna.
Madonna, Christina Aguilera o Eva Longoria también forman parte de una larga lista de famosos que fueron víctimas de una lacra que debería ser erradicada de manera fulminante.

hoymujer
via diariotwilight - TwilightArgentina

No hay comentarios:

Publicar un comentario