25 dic. 2008

Kristen en Vanity Fair

Gracias a Lion Lamb y Twilight Media les tenemos nuevas fotografías de Kristen Stewart durante la sesión de fotos hechas para la revista Vanity Fair de Agosto del 2008, junto con las actrices Blake Lively, Emma Roberts y Amanda Seyfried.

Puedes ver las imagenes en mayor calidad aquí.

vanityfairaugust2008003os3

vanityfairaugust2008004qt5

vanityfairaugust2008005yn2

vanityfairaugust2008007pv8


Gracias a CREPUSCULO MEYER.

TWILIGHT EN EL TOP 10 DE LA OFICINA DE RECAUDACIONES DE PELÍCULAS DEL 2008

Gracias a Lion_Lamb les traemos la siguiente noticia


Alimentado por el entusiasmo de los fans, el fenómeno literario de Stephenie Meyer, llego a los cines para llegar al top 19 de la oficina de recaudación, obteniendo el puesto nº 9, el cual obtuvo en esta última semana del año.



Hasta ahora ha recaudado: $158.461,000 millones de dólares.



---en este VIDEO de crepusculo meyer, hecho con las felicitaciones de tod@s l@s fans de Steph pueden ver tambien la felicitacion de Twilighters Paraguay :) (4:30)--- PORQUE VOS TE MERECES ESTO Y MUCHO MAS STEPH!!!!

MIX DE LA TARDE

Buenas tarde Twilighters! espero que hayan pasado una excelente noche!!! Ahora les dejo algunas noticias:

Eonline tiene el siguiente articulo sobre Robert Pattinson

robert-pattinson-short-hair-cut-05Robert Pattinson, estamos pensando una palabra

Algunas, de hecho. Y es todo sobre ti: Pattzy, Pattisfied e inclusive Pattinsomnia.

Desde que salió el diccionario Celebrity Addictionary, ninguna otra celebridad ha obtenido tantas palabras para describir su efecto en los fans y en el público.

Hay algo sobre Robert, ese glorioso (ahora cortado) pelo, que lo hacen mas querido. Tal vez es su imagen o el hecho de que interpreta un personaje que aparece en un best- seller, pero hay algo que lo hace atractivo con muchas palabras. Y que lo odien también

¿Tienes algo para compartir? Estamos seguros de que aun no han terminado de definir a Rob, así que ve a Celebrity Addictionary y cuenta tus palabras, o deja alguna foto.

Puedes leer el articulo en ingles aqui.


- EL MORDISCO DE STEPHENIE

De: El País.com


"Sólo un vampiro te querrá para siempre", promete la autora de la Saga Crepúsculo. La joven escritora estadounidense de literatura fantástica ha logrado con sus cuatro novelas -protagonizadas por la joven Bella y su enamorado vampiro Edward, demasiado guapo para ser mortal- desbancar a J. K. Rowling en las listas de ventas y en las salas de cine.

Esto es lo que me parece surrealista. Mi vida, mis libros, es de lo más normal", arranca una siempre sonriente Stephenie Meyer. Razón no le falta, porque el hotel Beverly Wilshire de Los Ángeles es un hervidero por su culpa. Fuera aumenta el número de seguidores a muerte de su saga Crepúsculo, que la esperan para conseguir su autógrafo, una foto o respirar el mismo aire. Y, dentro, varias plantas están dedicadas exclusivamente a entrevistas relacionadas con esta serie de cuatro libros: Crepúsculo, Luna nueva, Eclipse y Amanecer (las tres primeras se reeditan ahora en español y la cuarta acaba de salir a la venta en España), y de Crepúsculo, su primera adaptación a la pantalla, que se estrenó el mes pasado en Estados Unidos y ayer en las salas españolas. Un hervidero que justifican los 17 millones de copias vendidas de una obra traducida en 37 países o los 70,6 millones de dólares amasados durante el estreno en Estados Unidos. Pero aunque insista la escritora, su vida, sus libros, tampoco tienen nada de normal. ¿Cómo es posible que esta ama de casa mormona casada, con tres hijos y sin experiencia literaria, sea el motor de este fenómeno centrado en la saga de una joven, Bella, profundamente enamorada de un joven vampiro, Edward, demasiado guapo para ser mortal? Es la pregunta del millón y Meyer (Connecticut, 1973, www.stepheniemeyer.com) tiene la respuesta. "Escribí Crepúsculo pensando en mí. Y concebí una fantasía. Un amor que en las páginas de mi libro es tan fantástico como el mundo de los vampiros. Es Romeo y Julieta, es la mitología del amor. Esa primera vez que nadie olvida. No quería nada real. Buscaba algo diferente, parecido a los dioses griegos, y eso es lo que escribí", explica de su génesis.

"Escribí 'Crepúsculo' pensando en mí. Y concebí una fantasía. Un amor que en las páginas de mi libro es tan fantástico como el mundo de los vampiros"

"La música me da el ritmo. Especialmente los grupos alternativos. No puedo con el 'country", cuenta la autora sobre su proceso de creación

Eso fue hace unos cinco años y después de tener un sueño tan fantástico que necesitó guardar de algún modo. Probó con la música o la pintura, pero no funcionó. "No tengo ni talento ni paciencia. Si las cosas no me salen rápido, desisto enseguida", dice. Si esos otros intentos artísticos "no fueron satisfactorios", cuando se sentó a escribir Meyer no tuvo ninguna duda. "Me hice una adicta desde ese día. El sueño sólo fue una parte de mi obra. Lo importante fue darme cuenta de lo mucho que escribir significa para mí", redondea con orgullo. Sin quitarle mérito al hecho de ser una autodidacta, la autora confiesa que los libros siempre fueron parte de su vida. Lectora desde que tenía siete años, cuanto más gordo el volumen, mejor. De ahí le viene la longitud de sus propios tomos. Si sus autores preferidos son William Shakespeare, Jane Austen y Orson Scott Card ("un Shakespeare moderno", dice de este escritor de ciencia-ficción), algunos de sus libros favoritos son La espada de Shannara (que le leía su padre), Lo que el viento se llevó, Mujercitas, Guerra y paz o las obras completas de Edgar Rice Burroughs, el creador de Tarzán. En total, una escuela de más de mil novelas con las que aprendió a escribir, "a cómo acabar un capítulo, donde necesitas tensión. Así le pillé el tranquillo", reconoce.

Lo que desconocía era el mundo de la edición, algo que tampoco detuvo a esta escritora novel a quien no le gusta correr riesgos. Primero se sumó a un grupo de escritores que se contaban sus penas y leían sus obras perdidos en Arizona. Luego contactó por Internet a un buen número de agentes literarios que desconocía. Y finalmente le llegó ese contrato por tres libros, un cheque por 750.000 dólares y la visita de un representante de Brown Books, su editorial, para saber qué podían esperar de esta ama de casa mormona. Sus creencias religiosas siguen siendo un elemento disonante a la hora de describir a esta autora, criticada (nunca por sus fans) por la castidad de sus libros dentro del torrente de pasión que describen. "Yo de niña leía Cenicienta y soñaba con el zapato de cristal, el príncipe azul y vivir en el castillo. No fue así. Mi amor es real, nos prometimos y me casé. Pero eso no está reñido con la fantasía, aunque luego crezcas y encuentres a esa otra persona que no tiene nada de príncipe pero que con todas sus faltas hace palidecer al mismísimo Edward", se defiende.

Su Edward es Pancho Meyer, un contable ahora retirado ante el éxito de su esposa y que no tiene ni una gota de sangre hispana a pesar del nombre. "Es culpa de su abuela, porque se llama William Patrick Meyer, pero desde que nació le llama Pancho. Yo le conozco desde los 4 años y hasta los 16 no supe su verdadero nombre", agrega divertida. A él le volvió loco con sus libros, primero usurpándole su ordenador para poder escribir y luego con la música de Linkin Park, en concreto Meteora, durante Crepúsculo, o el grupo británico Muse y el tema Time is running out al parir Luna nueva. "Tengo que escribir con música. Me da el ritmo. Especialmente los grupos alternativos. No puedo con el country", detalla de su proceso de creación. También están sus hijos, tres entre los 6 y los 11 años, ésos de los que se intenta esconder mientras escribe, pero que tiene que tener cerca o no le viene la inspiración. "Pensé en construirme una oficina aislada de todos, pero me di cuenta de que no podía escribir sin sentirlos", concede ahora que ya tiene su propio ordenador y su despacho situado en el corazón de la casa, lo que antes era su comedor. Lo que sí aprovecha son las horas en las que todos se han ido a la cama para trabajar. "Tengo que saber que puedo contar con un tiempo sin interrupciones, porque no hay nada que más odie que estar en medio de una idea y tener que dejarla para volver y descubrir que perdí la pista", argumenta sin esconder su frustración.

Así es Meyer, ama de casa de día, cercana a su madre y a sus hermanos, haciendo la compra o la colada y autora comparada con J. K. Rowling de noche o cada vez que sus seguidores le dan caza. "La comparación es absurda. J. K. Rowling no hay más que una, y en lo único que nos parecemos es en que somos mujeres y escribimos", se enfada de forma fingida. Hay otro parecido: como pasó con la serie de Harry Potter, los libros de Meyer han devuelto el apetito por la lectura a un colectivo perdido en el mundo de la imagen. Eso sí que la llena de orgullo. "Lo he visto con mi hijo mayor, al que forcé tanto a leer que no disfrutaba hasta que este verano leyó El ladrón del rayo, de Rick Riordan. Cuando encuentras a un autor así, debes estarle agradecido el resto de tus días", acepta con mezcla de orgullo y humildad dado que ahora el libro favorito de su hijo es The host, el primer volumen de una trilogía. La autora deja así atrás a sus amados vampiros para adentrarse llena de amor en el campo de la ciencia-ficción, por el momento, con el mismo éxito de lectores entre los más jóvenes, especialmente las mujeres. -



-EJERCITO DE MONSTRUOS

De: El País.com

Zombis, vampiros, fantasmas y demonios cautivan a unos lectores ávidos de misterio, relaciones prohibidas y seres del más allá

Las editoriales andan a la caza del vampiro, afanadas en la búsqueda para repetir la fórmula del éxito de la Saga Crepúsculo (Alfaguara), la tetralogía de Stephenie Meyer de la que ya se ha vendido más de un millón de ejemplares en castellano. Y quien dice vampiros, dice zombis, hombres lobo, fantasmas o demonios. Porque por la puerta que los muertos vivientes han abierto entra ya un ejército de monstruos. Literatura a raudales para satisfacer a un público ávido de misterio, relaciones prohibidas y seres del más allá. Así es el relato de amor imposible entre una chica humana y un joven vampiro que discurre a lo largo de Crepúsculo, Luna nueva, Eclipse y Amanecer. Una historia que se ha convertido en todo un fenómeno editorial y que ha aupado consigo al género al que pertenece, el romance paranormal. Antes de Meyer, Drácula, de Bram Stocker, y Entrevista con el vampiro, de Anne Rice, pusieron de moda a los vampiros con sentimientos. Ahora, la corriente ha vuelto y lo ha hecho para quedarse, según todas las editoriales. "La locura sólo acaba de empezar", advierte el editor de Alfaguara Infantil Raúl González.

"A los jóvenes les vuelve locos este género porque es una nueva versión de 'Romeo y Julieta' pasada por el vampirismo", afirma Marta Vilagut

"Los vampiros gustan tanto porque en el fondo todos queremos ser como ellos: no morir nunca y ser 'glamourosos", apunta Raúl González

Más de cinco mil jóvenes hacen cola a la puerta de la FNAC de Madrid. Es 8 de octubre de 2008. No se trata de un concierto de Tokio Hotel o del estreno de la última película de High School Musical. No. Se trata de un libro. Se trata de Amanecer, el capítulo final de la saga Crepúsculo, del que en Estados Unidos se vendieron tres millones de ejemplares en diez días. Pero los fans españoles no hacen cola para comprarlo, ni para que la autora se lo firme. Esperan durante horas para ver una breve entrevista grabada con la escritora. Tal es la fiebre de los lectores, que Meyer está pensando en sacar un quinto libro. "Una precuela desde el punto de vista de Edward (el protagonista vampiro)", adelanta González. Aunque de momento las negociaciones están paradas. Los fans del romance paranormal siempre quieren más.

Marta Vilagut lo sabe bien. Su editorial, Destino, ha lanzado otra tetralogía, Crónicas vampíricas, de L. J. Smith, y sus dos primeras entregas, Conflicto y Despertar, han vendido más de cincuenta mil ejemplares en España. ¿Su argumento? Una chica que debe elegir entre dos hermanos vampiros. "Creo que a los jóvenes les vuelve locos este género porque es una nueva versión de Romeo y Julieta pasada por el tamiz del vampirismo", explica. Una mezcla, enumera, de suspense, amores imposibles y tensión sexual. Una receta clásica pero infalible, cuyos ingredientes repite la gran apuesta de Destino para 2009: Cazadores de sombras, de Casandra Clair. Esta vez, unos seres de otra dimensión cruzan a nuestro mundo para acabar con las criaturas del mal: hombres lobo, demonios... De mundos paralelos trata también El viajero (SM), primera entrega de la trilogía La puerta oscura, de David Lozano. Y el Libro de monstruos españoles (Siruela), sobre mitología ibérica.

Que el género está de moda lo prueba la avalancha de seres paranormales (encuadernados, claro) que inundó la pasada Feria de Francfort. Guillermo del Toro vendió la primera entrega de su trilogía de vampiros The strain (El virus) a casi una veintena de países. Entre ellos, España, donde Suma de Letras la publicará en abril. La enorme oferta y las cifras de ventas han hecho que muchas editoriales se unan a la corriente. Es el caso de Nabla. Su responsable, Luis Carreras, confiesa que, aunque al principio era escéptico, decidió apostar por el género con Vampire kisses, de Ellen Schreiber. De nuevo una chica que se enamora de su vecino, que es, cómo no, un vampiro.

"Los vampiros gustan tanto porque, en el fondo, todos queremos ser como ellos: no morir nunca, ser guapísimos y glamourosos", apunta Raúl González. Así, más atractivos y menos terroríficos, más cercanos al grupo The Jonas Brothers que a Drácula, son los protagonistas de Crepúsculo y del resto de novelas del género. Criaturas que conviven entre humanos, van con ellos al instituto e intercambian miradas en la discoteca. "Los lectores de romance paranormal han crecido con Harry Potter, están acostumbrados a la fantasía. Con esta corriente, la magia da una vuelta de tuerca hacia el realismo", señala González. Para Sigrid Kraus, editora de la serie de J. K. Rowling, esta integración en el mundo real de los adolescentes es una de las claves del éxito del género. Como en Encanto fatal (Salamandra), de Melissa Marr, cuya protagonista, Aislinn, puede ver a los elfos que viven entre los hombres. "Sí, es fantasía. Pero también es realista. Los chicos tienen que poder identificarse con las cosas que les pasan, con ese primer amor", explica. Javier Ruescas, presidente del club de fans de Crepúsculo, está de acuerdo: "Si pones dos vampiros besándose, ¿cuál es la gracia?".

Aunque realistas, los vampiros aparecen un tanto idealizados, decimonónicos, incluso, en lo sentimental. "Son muy caballerosos, como del siglo XIX; están enamorados de la protagonista y, como saben que si se acercan a ella le harán daño, se mantienen a distancia", cuenta Gemma Xiol. Su editorial, Montena, lleva vendidos 25.000 ejemplares de Medianoche, de Claudia Gray. En este caso, la vampira es la chica, y su enamorado, un cazavampiros que entre besos le clava frases como: "Bianca, deberíamos parar". Y eso parece que gusta, y mucho, a las chicas actuales, las principales consumidoras del género. "Estos libros los leen, sobre todo, chicas a partir de 13 años, y en un mundo como el de hoy no están acostumbradas a que las traten así. Creo que ese aspecto es uno de los que más les atraen", argumenta Vilagut. Resulta como poco paradójico. Las jóvenes españolas pierden la virginidad con 15 años -según el estudio La juventud en cifras, del Instituto de la Juventud-, pero lo que buscan, al menos en la literatura, son historias que no traspasen lo platónico. "Un párrafo que describe la tensión sexual entre dos personajes puede dejarte mucho más helado que otro de sexo explícito", dice Ruescas.

"Al final, las jóvenes de hoy son tan románticas como las de siempre. Sólo que les da apuro reconocerlo, y este formato, con una estética gótica, les permite huir de la cursilería", concluye Vilagut. Porque, aunque hay muertos vivientes, el romance paranormal no es sólo territorio de los siniestros como lo era en los ochenta. Si se habla de fenómeno editorial, es porque estos libros los lee toda clase de jóvenes. Para González, la clave está en que el lado tenebroso de estas obras está rebajado. Busca gustar a todo el mundo. Y parece que lo consigue: la película basada en la novela de Meyer, Crepúsculo, fue la más taquillera la semana de su estreno en Estados Unidos. Allí, la serie inspirada en la saga, Sangre fresca -que acaba de estrenar Canal + en España-, tiene una audiencia media del 24%.

En Alfaguara están seguros de que Crepúsculo, que llegó ayer a los cines españoles, atraerá a un ejército de nuevos lectores. "Esta generación de adolescentes está acostumbrada al multiformato y lo demanda", argumenta Raúl González. Pero los soportes audiovisuales no son la única forma de llegar al público juvenil. Hay otro canal cada vez más eficaz: Internet. Casi todas las editoriales han creado webs para estas novelas. Alfaguara lo ha hecho con Crepúsculo (www.alfaguarainfantilyjuvenil.com/crepusculo/), y Montena, con Medianoche (www.medianoche-novela.com). Allí, además de encontrar noticias, los fans entran en contacto, organizan quedadas y, lo más importante, se recomiendan títulos. Es el mejor instrumento para pulsar el gusto de los lectores y la evolución de la corriente, dice Xiol. Es también el escenario donde nace y se multiplica el fenómeno. Hace cuatro años, un grupo de fans comenzó a grabar cortos amateurs que reproducían escenas de Crepúsculo y a colgarlos en la web de Ruescas, www.crepusculo-es.com. Este estudiante de periodismo de 20 años recuerda que, cuando rodaban el corto basado en el segundo libro, Luna nueva, se presentaron más de mil voluntarios sólo para hacer de extras: "Es un fenómeno que ha ido creciendo poco a poco, pero todavía está muy lejos de tocar su techo. Los lectores son insaciables y muy fieles".



- COLMILLOS DE LECHE


Puede que ahora se dejen ver más en las cubiertas de los libros, pero los monstruos siempre han estado ahí y nunca han dejado de gustar. "Lo que nos da miedo nos atrae, y jugar con eso que aterroriza, además de divertirnos, nos ayuda a superarlo", explica Elsa Aguiar, editora de SM. Los datos la respaldan. Uno de los cuentos con protagonista paranormal más famosos de la historia, El pequeño vampiro (Alfaguara), de Angela Sommer-Bodenburg, se publicó por primera vez en 1979 y desde entonces ha vendido más de 10 millones de ejemplares y ha sido traducido a 20 idiomas. Rüdiger abrió camino. Algunos de los que lo siguieron, como el detective vampiro Bat Pat, una de las apuestas más exitosas de la editorial Montena para niños mayores de siete años, se mueven entre cementerios y brujas. Otros se mezclan en la vida diaria de los niños. Es el caso de ¡¡¡Gela se ha vuelto vampira!!! (SM): una profesora que regresa de las vacaciones de verano un tanto cambiada.

Para lectores un poco más mayores hay libros que recogen las leyendas más extendidas sobre los vampiros y sus hábitos, como Buscando a Drácula (Espasa) o Cazadores de vampiros (Montena).

Otra muerta, pero ésta no viviente, es la protagonista de Ghost girl (Alfaguara), de Tonya Hurley. Cada capítulo de este libro arranca con una cita literaria o un extracto de letras de grupos como Evanescence o Radiohead.

Ampliando el abanico a criaturas terroríficas en general, El monstruoso libro de los monstruos (SM), de Thomas Brezina, narra las aventuras de un niño que descubre un vagón de tren donde habita una pandilla de monstruos. La última edición, que hace ya la número 12, tiene sorpresa: al abrir su tapa se escucha una terrorífica risotada. Cada vez es más frecuente que las novelas infantiles incluyan extras que las sitúan a medio camino entre el libro y el juguete. Como Los Flood (Alfaguara), una serie de novelas protagonizadas por una familia de monstruitos que se presentan metidas en una bolsa de sangre (ficticia) y que terminan con un capítulo de manualidades y juegos. El libro de El Grúfalo (Macmillan), por ejemplo, se vende acompañado de un peluche. "El cuento infantil se mueve dentro del mercado del ocio y tiene que competir con videojuegos y DVD. Así que es normal incorporar fórmulas que llamen la atención del lector", explica Aguiar. El objetivo es que el libro se convierta en una experiencia más amplia que la propia lectura.



- 1) Twilight es la película #1 en la taquilla de Inglaterra, después de obtener £2,508,422 (libras) en su fin de semana de estreno. Lee más sobre esto aquí en DigitalSpy y míralo en IMDb aquí.

2)

Pop Star entrevistó a Sam Bradley quien co-escribió Never Think con Robert Pattinson.

Los dulces y puros sonidos de Sam Bradley atraerán tu atención inmediatamente y llevarte nota a nota. Mientras disfrutas de la música de Sam espera que cada canción esté perfectamente escrita, cada nota puesta en su lugar y cada canción fue grabada con mucha pasión por un talentoso músico. Sam está listo para compartir su hermosa música con sus fans.

Haz click aquí para la entrevista completa.

3)

En celebración del cumpleaños de Stephenie muchas de las webs de USA se unieron e hicieron videos de celebración en nombre de los personajes de la Saga.

Lexicon hace un tributo a los Vulturi.

Tributo a Edward de His Golden Eyes
Tributo a Bella de Twilighters
Felicitación de The Twilight Guy
Carlisle y Esme de Twilight Moms
Rosalie y Emmett de Twilight Series Theories


-

4) Estrellas que sobresalieron para MTV en el 2008:

¿Nos sorprende? Sí... no lo creo.

Este año Kristen Stewart y Robert Pattinson se solidificaron como estrellas de Hollywood. Protagonizando como Bella y Edward en la asombrosamente popular "Twilight," se ganaron los corazones de las chicas adolescentes de todas partes, cuyo faanaticismo y apoyo de la película la hicieron un hit automático. Ellos ya están programadoss para trabajar en su secuela, "New Moon," así que sabemos que éstos dos ya están listos para dominar la taquilla del 2009 también.

Lee el resto del artículo aquí


5) Rob está en la página principal de Yahoo:


"El rompecorazones se corta el cabello"

Hay otro artículo sobre el nuevo corte aquí


-
Lo siguiente gracias a Crep Meyer:

6) La tienda Torrid, a anunciado su nuevo producto: El nuevo perfume basado en la pelicula de Crepúsculo.

2i1jke8La descripción del producto es esta:

"Prueba el fruto prohibido y huele irresistible. Este perfume de colección viene en una forma de manzana de vidrio y huele a lavanda y freesia, exactamente igual que Bella. 2,7 ml. Importado."

El precio es de $48 dolares, y viene empaquetado en una caja cuadrada con la imagen oficial de la pelicula, y a los lados la imagen del perfume.

Mas información en este sitio.



7) Las camisetas, sudaderas, gorros, perfumes... Siguen apareciendo mas y mas productos de Crepúsculo.

Hoy han salido la venta, por medio del sitio de internet de la tienda HotTopic, estos cuatro nuevos productos.

Aqui estan las imagenes que han puesto:

pics.livejournalpics.livejournalpics.livejournalpics.livejournal



GRACIAS POR TODA LA INFORMACION A CCC